FRONTERA SUR

Cierro mis ojos, de César Valdebenito

(Concepción, 1975)





Debo referirme a la mujer del jardín

Pero solamente a partir de la mujer del jardín

En ella reside el tiempo de la palabra

Ante ella podría detenerme largamente

Como ante una página

O como ante la hoja blanca o vacía que no
dice nada

Cada frase me guía indefectiblemente al
extremo del mundo

Hasta mi muerte deberé abrir una página
nueva en el extremo del mundo

Sobre un risco escribirla o borrarla

Si existe esa página

En ella habrá sólo una palabra un poco
ausente

Lo principal es encontrarla y entonces
arrojarla al viento o perderla.










En Revista Arieté, 2006







3 comentarios:

Cleme dijo...

Poema inteligente. Conceptual y moderno. Instalado y desaparecido en la esfera del lenguaje. Un acto de magia verbal. No del todo independiente de la circunstancia práctica de la vida, sino ligado a ella por evocación, memoria distante, acaso nostalgia por esa misma práctica. Como lo que pudiera sentir un astronauta cuando mira la tierra desde el espacio (Algo habrá de sentir, por eso la fotografía). El texto desdice su propia tesis de "la hoja en blanco o vacía que no dice nada". El poema entero demuestra lo contrario. Por eso es inteligente. Y su autor también.

daufen bach. dijo...

Olá,
outro forasteiro aqui, conhecendo teu espaço.
poesia moderna, espaço
bonito, tudo muito belo. Parabéns a ti.

daufen bach.

Viviana Geeregat dijo...

Cleme, has vuelto a las pistas..


Daufen, bienvenido a la frontera



Nuestros saludos para ambos