FRONTERA SUR

Brindis, de Juan Pablo Ampuero

(Pta. Arenas, 1945- Temuco, 2002)





Los poetas recuerdan el vino de los muertos
(nada más ni nada menos les queda a veces
cuando el mosto mira a los ojos
con su oscuro silencio de vendimia)

Somos guardadores de antiguos recuerdos me digo
esperando tal vez un tren que nunca llegue

Fuimos ángeles prohibidos digo
ardientes palabras ahogándose en un espacio trunco
sobreviviendo a la sonrisa seca de la muerte
los íntimos sueños huyendo por ventanas
la poesía llorando en la punta de una daga
ángeles prohibidos como luces en un túnel

Por eso cuando los poetas brindan por los que han muerto
convidan a su mesa a los que tienen el corazón eterno
y en el galope de la nocturna fuga
no se seca la voz ni se hace invisible

Los poetas aun vivos de clave en clave vienen
a recordar el vino de los muertos
¿qué importa si es embriaguez o locura?

Los insensibles revienten en silencio fúnebre
abordemos desquiciados el tren que ilumina la cordura
poblemos la noche de profetas y brindemos
como hacían los antepasados alrededor de las fogatas.









En revista Círculo Azul, 2007







1 comentario:

Mecle dijo...

me gustaba el bluyin azul